No al narcotráfico: una lección para la prensa

Raymundo Riva Palacio, renombrado editor y periodista, reflexiona sobre las razones por las que se negó a permitir una entrevista con El Chapo, uno de los peores narcotraficantes del cartel de Sinaloa en México

Hace una semana y media comenzó un debate en México apasionado, pero sin argumentos. El decano del periodismo mexicano, Julio Scherer, fue invitado por uno de los jefes de narcotráfico, Ismael “El Mayo” Zambada, porque, le dijo claramente, quería conocerlo. De su plática, Scherer reprodujo en su revista Proceso juicios de valor de Zambada, sin que le hiciera preguntas -de acuerdo con lo que difundió- sobre ningún tema que justificara el valor de esa charla. La forma chocó con el fondo, y se incendió la opinión pública en una discusión maniquea: golpe periodístico (por tomarse una fotografía con un sujeto buscado por el gobierno mexicano), o mensajero del narco (por difundir acríticamente su dicho). Sigue leyendo

Anuncios

La pesadilla del periodismo en México

Amigzaday López revela que ser periodista y aceptar dinero del narcotráfico es firmar la sentencia de muerte. “En Ciudad Juárez o en cualquier parte del México donde el narcotráfico se ha extendido, lo mejor es no tomar partido en las disputas de los cárteles de la droga.”

En la ciudad fronteriza entre México y EE.UU., que ocupa el primer lugar mundial en secuestros, donde cada día mueren ocho personas y donde cada cuatro horas hay más de 10 extorsiones, solo un periodista ha sido asesinado. Sigue leyendo