Comunicado UNICA: El periodismo no se debe a una audiencia ni a poder alguno, se debe únicamente a la verdad

UNICA

La Facultad de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Católica Cecilio Acosta, en su sesión ordinaria del miércoles 26 de abril de 2017 acordó publicar la siguiente declaración:

Ante los últimos acontecimientos en Venezuela, en los que se ha comprometido la sana convivencia democrática entre los poderes públicos restando competencias y funciones constitucionales al poder legislativo, legítimamente constituido, y negando la posibilidad de consultas electorales que son de obligatoria realización por mandato de la Constitución de la República, vemos con preocupación el control desmedido y obsceno de los medios de comunicación del país por parte del Gobierno y, con ello, el libre acceso a la información de los venezolanos.

Una vez logrado el bloqueo —cierre total, parcial o autocensura— de los medios tradicionales, el Gobierno ha dirigido sus armas de control hacia los medios digitales, las pequeñas islas en las que los venezolanos se habían logrado refugiar huyéndole a la desinformación. No lo detiene el hecho de que menos del 50% de los venezolanos tiene acceso a internet, según la organización Acceso Libre. Por ello bloqueó las transmisiones en vivo de VivoPlay, Venezolanos por la Información y, nuevamente, NTN24, durante las manifestaciones del 19 de abril.

El Instituto Prensa y Sociedad en menos de un mes ha registrado en Venezuela 146 violaciones a la libertad de expresión en el contexto de las protestas: 53 limitaciones a la cobertura, 31 agresiones físicas y 23 usos abusivos de poder por parte de las fuerzas de seguridad.

De igual manera, en esta extrema situación de convivencia ciudadana, cabe destacar la detención arbitraria de periodistas en pleno ejercicio de su trabajo reporteril, con los consecuentes interrogatorios intimidantes por parte de los cuerpos de inteligencia del Estado; y la prohibición de ingresar y hasta la expulsión del país de profesionales de medios internacionales.

Merecen una mención especial el comportamiento de los canales privados, que en un intento de evitar ser aplastados por la aplanadora de la hegemonía comunicacional del Estado, mantienen programas de entretenimiento e inofensivos en su parrilla mientras las calles venezolanas se estremecen producto de la crisis política y social. Peor aun, es un descarado ejercicio de adulación ofrecen espacios para la información oficial, mientras que el requerimiento informativo del resto del país es ignorado. El periodismo no se debe a una audiencia ni a poder alguno, se debe únicamente a la verdad.

Venezuela se construye entre todos, y los periodistas somos un pieza fundamental en el engranaje de las piezas que dan forma a este país. La libertad de expresión es el termómetro para medir el tamaño y madurez de los sistemas democráticos, por ello los periodistas estamos llamados a ser los garantes de que el deseo de libertad y justicia pueda hacerse realidad, con valentía, equidad y apegados a la verdad, pero sobre todo, enseñando el valor de ser ciudadanos democráticos, respetando nuestra profesión y defendiendo la dignidad humana de nuestros usuarios.

Maracaibo, 26 de abril de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s