Econométrica: Economía venezolana va en caída libre

cambiarian-ODH-Foto-AFP-Archivo_NACIMA20150521_0099_6El presidente de la firma Econométrica, Francisco Ibarra, aseguró que “la economía venezolana viene en caída libre” por causa de un panorama de crisis “autoinducido” debido a que el gobierno “se ha negado una y otra vez a ajustar la economía” y se ha empeñado en mantener un cambio de 6,30 bolívares por dólar.

“Mantener el dólar a 6,30 (bolívares) ha sido la decisión que le ha impedido a la economía poder ajustarse y poder retomar alguna senda de crecimiento así sea moderado”, dijo en una entrevista radial.

En Venezuela existe un control de cambio desde 2003 que deja en manos del Estado la compraventa exclusiva de los dólares a través de tres tipos de cambio, el más bajo de ellos a 6,30 y por el que, según el gobierno, se rige la mayor parte de la economía del país pues a ese precio se importan los productos básicos.

La segunda tasa de cambio es de 12 bolívares y la tercera funciona en el mecanismo de compraventa libre del Sistema Marginal de Divisas (Simadi) que hoy se ubica en 199,77 por cada dólar.

“La economía no se va a recuperar solamente con importaciones públicas, lo que vamos a seguir viendo es un deterioro”, señaló Ibarra que agregó que el control de cambio “además de ser ineficiente, destruye riquezas” y estimula la corrupción.

A juicio de Ibarra el sistema económico de Venezuela solo puede continuar “unos meses más” y advierte que, de no darse un cambio, la opción es “miseria abismal”.
Por su parte, el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, dijo hoy que el dólar paralelo sube “porque los precios en Bolívares son incontenibles y pulverizan el valor de la moneda” y “porque el mercado percibe que el gobierno está perdido en relación a las medidas necesarias para rescatar equilibrios”.


También sube, dice León, “porque no hay confianza en las autoridades monetarias y por ende en el bolívar como reserva de valor” y debido a que las asignaciones oficiales a las empresas y particulares “cayeron dramáticamente y los tenedores de bolívares buscan cambiarlos a cualquier precio”.

El economista también alertó, a través de su cuenta de Twitter que “si el gobierno no toma medidas urgentes de ajuste cambiario racional, el país va como una locomotora a cuatro dígitos de inflación en 2016”.

Venezuela cerró 2014 con una inflación de casi un 70 % y se desconocen las cifras de este indicador en lo que va de 2015 pues el Banco Central (BCV) no ha informado sobre el tema desde principios de este año cuando habló de números correspondientes al año pasado.

El director de la firma Ecoanalítica, Pedro Palma, dijo en un escrito publicado en el diario El Nacional que la creación de dinero inorgánico o sin respaldo por parte del BCV para financiar el gasto público han causado la “desbocada inflación” que también tiene que ver con la caída de oferta local de bienes y servicios.

Todo ello también estimulado, dice Palma, por la restricción de importaciones debido al desplome del precio del petróleo, principal fuente de ingresos del país.

“Hay que corregir el rumbo, sin demora”, pide Palma que asegura que Venezuela está recorriendo el camino que en décadas pasadas llevaron a otros países de la región a sufrir devastadores procesos inflacionarios “que generaron penuria y miseria”.

Ayer la página web Dolar Today, que presenta esta tasa ilegal tras calcular las operaciones de cambio que se efectúan en la localidad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, informó del aumento del precio del dólar paralelo que pasó en esta sola jornada de 370 bolívares a 402 en cuestión de horas.

EFE

Prensa CNP Zulia