Protestar no es suficiente: los jóvenes opositores se lanzan como candidatos

4ec896b43d7dbd3b72db63de36a9b095El año pasado, Rafael Rico tuvo que cubrirse su cara de niño con un trapo empapado en vinagre para evitar las granadas de gas lacrimógeno mientras se enfrentaba a las fuerzas antidisturbios de Venezuela.

Rico es el más joven de una camada de nuevos candidatos que hace un año tomaron las calles contra el gobierno chavista, pero ahora ellos tienen sus esperanzas puestas en las urnas como la mejor manera de forzar la salida del poder del presidente Nicolás Maduro.Más de un tercio de los candidatos de la coalición opositora que compiten en las elecciones primarias del domingo tiene menos de 40 años. Esta semana, Rico, un estudiante de ingeniería de 23 años, está recorriendo la turística isla Margarita, en plena campaña para representar a la coalición opositora del país en las inminentes elecciones legislativas.

“Hay que protestar, pero también hay que votar”, dijo Rico, en una cita de una frase de su discurso de campaña. “La represión y las violaciones a los derechos humanos que vimos en 2014 mostraron que salir a las calles sin también ganar elecciones no da resultados.”

Las muchas veces sangrientas marchas del año pasado contra el creciente caos económico del país se apagaron tras la represión del gobierno. Pero los problemas que impulsaron a los jóvenes a las calles, incluido el grave desabastecimiento y la tasa de inflación más alta del mundo, no hicieron más que profundizarse con el derrumbe del precio del petróleo. Casi la totalidad del gasto público venezolano se financia con los ingresos por exportaciones de crudo.

La coalición opositora controla un tercio de la legislatura y ahora tiene la oportunidad de ganar una elección por primera vez desde que el fallecido presidente Hugo Chávez lanzó su revolución socialista, hace ya 16 años. Si la coalición gana, se espera que use su poder parlamentario para convocar a un referéndum contra Maduro.

Las elecciones para integrar la Asamblea Nacional se realizan cada cinco años y deben concretarse antes de fin de año. La autoridad electoral comunicó la semana pasada que este año la jornada electoral se llevará a cabo a fines de noviembre o principios de diciembre. Las encuestas muestran que de votarse hoy, la coalición opositora ganaría la elección.

Descontento

Pero las encuestas favorables no garantizan una victoria electoral. El crecimiento de la oposición se debe mayormente al descontento con el partido de gobierno, y no a sus propias propuestas de campaña, según Luis Vicente León, director de la encuestadora local Datanálisis.

“La oportunidad de la oposición es energía en potencia, y su desafío en transformar esa energía en movimiento”, escribió León en una columna periodística esta semana, en la que advirtió que la coalición no obtendrá resultados a menos que se esmere.

La oposición podría haber presentado incluso más candidatos jóvenes si no hubiese decidido saltarse las primarias en la mayoría de los distritos del país, una decisión que molestó a líderes jóvenes como Rico, que ahora deberán pelear duro para llegar a las elecciones de fin de año.

La coalición opositora está conformada por decenas de partidos que suelen no estar de acuerdo, y los líderes de esos partidos han elegido a dedo a 125 candidatos de sus propias cúpulas partidarias para competir contra el chavismo en las elecciones. De ese modo, apenas quedaron 42 lugares libres para los 109 candidatos que competirán en las primarias del domingo, otro ejemplo del desacuerdo que reina en la oposición desde hace años.

“Podrían haber decidido ir con todo en las primarias a lo largo de todo el país e incluir a los estudiantes que lucharon por la democracia el año pasado, pero no lo hicieron”, dijo David Smilde, de la ONG Washington Office on Latin America. “Lo que pasa es que esos partidos están llenos de políticos que se sienten con derecho a ir en las listas. En esa coalición hay más de 20 partidos, cada uno de ellos con sus líderes, que a su vez quieren ser candidatos.”

Por el contrario, el oficialismo realizará primarias por casi 100 escaños en el mes de junio, y ha dado instrucciones de que la mitad de los candidatos deben tener menos de 30 años, capitalizando de ese modo el poder del voto joven en una país donde cuatro de cada 10 votantes registrados tiene menos de 35 años.

El legislador opositor Enrique Márquez dijo que la oposición no puede permitirse realizar más elecciones internas porque está financieramente quebrada. De hecho, la coalición ya le ha pedido a cada candidato una contribución de 500 dólares para cubrir los costos de la elección.

La oposición también viene golpeada por la incesante persecución del gobierno hacia sus líderes, y por la venta o cierre de los medios de comunicación más combativos. Algunos candidatos de las primarias opositoras del domingo siguen presos por cargos relacionados con las protestas del año pasado.

Persuasión

Rico trabaja para persuadir a los votantes a presentarse a votar el domingo, pero como muchos otros candidatos opositores, duda de que las elecciones de fin de año sean transparentes, y teme que Maduro recorte los poderes de la Asamblea Nacional en caso de que el oficialismo pierda la mayoría. Pero si no logran el cambio a través de las urnas, Rico ya tiene decidido lo que sigue.

“Tenemos que mostrar nuestro descontento en las elecciones. Y si no respetan el voto de la gente, saldremos nuevamente a las calles”, aseguró.

La Nación

Prensa CNP Zulia