@LeoPerez74 EN VOZ ALTA | LA LISTA VENEZUELA

entresociosHace par de noches me puse a pensar en los motivos que pudo haber tenido Nicolás para cometer el apartheid social que aplicó en el caso de los clientes del Banco Venezuela.

De verdad que es asombroso como “el tipo” hace cualquier cosa con el fin de mostrarse como fuerte, líder, de carácter y hasta mostrarse como si fuera el gran jefe, el que tiene todo bajo control; al punto que comete esas acciones tiranoides.

Entonces me dije, ¿por qué tener que ir a un banco del estado para tramitar mis divisas si ya tengo mi operador? ¿por qué nuevamente el ciudadano es quien tiene que pagar los platos rotos de la ineficiencia y la mala voluntad del gobierno? Resulta pues que si quiero MIS divisas debo ir obligatoriamente al banco Venezuela y hacer todo el papeleo. Más humillación y engaño.

De igual manera me puse a pensar en la “solicitud” de Diosdado de eliminar la elección de los diputados al parlatino y en la no entrega de las firmas que tanto dinero le costaron al país para solicitar la derogatoria del decreto de Obama.

A ver, las firmas no las entregaron porque sencillamente no lograron recolectar, ni siquiera, los cacareados diez millones; sino no tiene sentido que después de semejante despilfarro y propagandismo no se hayan consignado. ¿cuántas lograron recolectar?, no sé. Creo que más allá de la cantidad lo que buscaban era ver si sumaban más gentes a su causa. De verdad no creo que hayan visto firmas distintas a las que ya manejan en su base de datos.

Lo de Diosdado y la elección al parlatino es sin duda una clara evidencia de la debilidad popular del gobierno. Recordemos que dicha elección solo tiene una jurisdicción y es nacional, es decir, allí se ve claramente cual tolete tiene más afectos y ese riesgo, sin duda alguna, no lo va a asumir el gobierno. Suficiente con demostrar su incapacidad, su intolerancia, su irrespeto a los derechos humano como para además mostrar su ínfimo apoyo popular.

Quedaba entonces la duda de los dólares y el banco Venezuela, la razón de esas limitantes para acceder a ellos, NO HAY DÓLARES en poder del gobierno. Lo que entra no es suficiente para cubrir la demanda nacional de alimentos, medicinas, autopartes, etcétera.

Obviamente, si ya había hecho el gobierno la mutilación del cupo, ¿por qué entonces abría la posibilidad de alcanzar las divisas por intermedio del banco estatal? La respuesta me vino casi que inmediatamente. La gente que requiera la tarjeta y los dólares deberá abrir registrarse ante el banco con todos sus datos y de esta manera, ellos medirán la cantidad de venezolanos que no les apoyan.

Claro está que esta medida afecta directamente a la clase media, al comerciante, al profesional, entre otros; sectores entre los cuales el sector oficial no cuenta con la mayoría, en consecuencia, ese sector seguramente irá a copar las oficinas del banco y solicitar su plástico, allí está el enganche.

Cuando estas personas vayan y se registren, seguramente el gobierno y su G2 hará una nueva lista para poder saber con cuántos afectos cuenta la oposición venezolana o al menos, con cuantos paisanos no cuenta el gobierno. De esta forma veremos como irán presentándose migraciones y omisiones en el registro electoral; así como también podrán depurar si existen empleados públicos, contratistas, proveedores y demás beneficiarios del gobierno para apretarles el alicate y garantizarse una “fidelidad obligatoria” y una abstención que les garantice la victoria.

En resumidas cuentas, esta nueva estrategia del gobierno, a mi juicio, está diseñada para perseguir y manipular a los ciudadanos del país que no están contentos con el accionar oficial, esta situación se convertirá en la nueva lista roja, la LISTA VENEZUELA.

Leonardo Pérez Álvarez – EN VOZ ALTA

Secretario General CNP Zulia