Entrevista “Mes del Periodista”: Sandra Rondón

sandra rondon

Prensa CNP/David Guerrero.- Sandra Rondón es Licenciada en Comunicación Social de la Universidad de Los Andes, Magíster Scientiarum en Ciencias de la Comunicación, Mención Gerencia de la Comunicación de la Universidad del Zulia y posee un Diplomado en Gerencia y Planificación a Nivel Estratégico de la UCV.

Actualmente pertenece al CNP Táchira en condición de Secretaria General desde el 2012.

Para ser Periodista se requiere más que una libreta, un grabador”


•   ¿Desde hace cuánto ejerce el periodismo?

Desde hace 17 años


•   ¿En qué universidad se graduó?

En la Universidad de los Andes, Núcleo Táchira.


•   ¿Desde hace cuánto pertenece al CNP?

Desde el 04 de Mayo de 1999


•   ¿Qué la motivó a pertenecer al gremio?

Primero me motivó el hecho de poder tener un número de CNP que me identifica como Periodista.  Segundo porque el gremio siempre te ampara y te respalda ante cualquier inconveniente que se te presente en tus labores como profesional de la comunicación social.


•   ¿De qué manera define el “periodismo”?

El periodismo  es magia, es pasión, es entrega, es batalla,  es sacrificio y satisfacción.  Hay razones de sobra para querer una profesión que sin vocación no tendría sentido. Vivir el periodismo es abordar un tren que nos descubre una aventura diaria, porque no sabemos a qué situación o  personaje, convertido en noticia, nos enfrentaremos cada día. 

Para ser Periodista se requiere más que una libreta, un grabador, y un amigo para ejercer el periodismo. Se necesita compromiso social, vocación, valentía, preparación y fuerza para defender la verdad  que descubrimos a lo largo del camino profesional. Se ha demostrado que el periodista es el profesional más querido y buscado cuando se desea conquistar el aprecio público y el poder, pero el profesional más incómodo cuando se conquista la meta. Porque el periodismo acucioso, investigativo y veraz, no complace siempre los intrínsecos caminos que recorre el poder, el mismo poder al que se llegó usando las bondades del periodismo como escalera.

Para quienes ejercemos el periodismo, la batalla es diaria, los intereses de sectores y personas suelen reñir con las verdades que está comprometido a descubrir el periodista. Lo más sencillo para algunos poderosos, cuando algo les sale mal, es culpar al periodista o a los medios. 

La vulnerabilidad parece acompañarnos, y sólo la valentía nos mantiene al galope. No es de hoy, ni de ayer, ni sólo un caso venezolano el irrespeto y acorralamiento que vive el periodista. La dificultad y el atropello no sólo se dibuja en graves situaciones como la amenaza, la prisión y hasta la muerte, para quien ejerce la profesión sin miedo y honrando la verdad por dura que sea. 

El  Periodismo libre, no pretende ser un periodismo sin Ley, al contrario, es un periodismo con derechos, pero también con deberes  y cumplir el deber es garantía de que vamos por buen camino.  Nuestra Ley de Ejercicio del Periodismo y el Código de Ética nos describe a cabalidad cual es la vía,  cumplamos y defendamos  sin miedo esos principios consagrados en ambos documentos. 

Ante tantas situaciones adversas que  tratamos de resumir en cortas frases ¿cuáles son las  alternativas?   Tal vez es hora de ocuparnos un poco, en vez de sólo lamentarnos.  Lo principal es dejar el miedo, ninguna batalla por simple que parezca ha sido  ganada por  el temeroso, si no revisen la historia. Quien tiene miedo no debería ser periodista, es una característica adversa a esta profesión. 

Quiero expresarles, aunque ya lo saben, que los venezolanos necesitan hoy más que nunca de periodistas éticos e independientes, sigamos siendo símbolo de  valentía y libertad. No los defraudemos.

Recordemos, que la  libertad no hace felices a los hombres; los hace, sencillamente, hombres. Y Quien vive temeroso, nunca será libre.

•   ¿Actualmente cómo describe el ejercicio periodístico en Venezuela y cómo lo compara con el de su inicio en esta profesión?

Hoy día, el ejercicio periodístico en Venezuela se encuentra condicionado por una concepción del Estado que aspira intervenir en todas las manifestaciones de la vida de las instituciones y de los ciudadanos para orientar su actuación.

El papel del periodista de hoy en medio del entorno político que vive el país, es  seguir informando verazmente, y los medios de comunicación, son sin duda alguna, la herramienta más importante que tienen los venezolanos, para recibir esa información veraz, bien sea mala o buena, pero que indiscutiblemente tiene una utilidad de brindar la certeza de la credibilidad; siendo este el más grande patrimonio de este profesional.

Históricamente, los conflictos generados entre periodistas y medios se canalizaban mediante la intervención de los gremios. Las instituciones del Estado mantenían una distancia prudencial, sin interferir, respetando la independencia de los factores en pugna.

Los ciudadanos siempre han tenido facilidad para expresarse a través de los diversos medios de comunicación. Son famosos los programas de la radio en los que la gente llama directamente, hace sus denuncias y opina sobre diversos temas.  Sin embargo, cuando a un ciudadano no se le permitía informar acudía a otro medio sin inconveniente alguno.

Recordemos que el derecho a la libertad de expresión estaba consagrado en la Constitución de 1961 y fue ampliado en la Constitución del año 2000 de obligatorio cumplimiento en Venezuela y la Ley de Ejercicio del Periodismo los ratifica, en su artículo 5  el derecho a la información.

Es importante destacar, que a lo largo de la historia del periodismo venezolano han existido atropellos, vejaciones y persecuciones en distintos períodos gubernamentales.  No podemos dejar de mencionar a Rafael Arévalo González, quien murió a causa de los continuos encierros en los calabozos del régimen de Juan Vicente Gómez. Las víctimas de Pérez Jiménez por acoso permanente. También durante el período democrático, de 1958, hubo periodistas presos, políticos perseguidos, medios de comunicación cerrados y allanamientos. Eran los años duros de los enfrentamientos con la guerrilla y el apogeo de la guerra fría. Luego en el primer gobierno de Caldera baja un poco las tensiones.  Pero en todos los casos se podía acudir a una instancia judicial y contar con una relativa protección. 


•   Según como ha venido evolucionando el periodismo, ¿cómo lo visualiza en 10 años?

El avance tecnológico, dio un cambio global en los medios de comunicación, que hacer llegar nuestros mensajes a largas distancias en forma simultánea, a través de la TV, la radio, el teléfono, la computadora, el fax y ahora las redes sociales, que es el “boom de la información”.
Los medios masivos de comunicación, son parte constitutiva de la vida política y su influencia crece junto a la vida democrática; es por ello que se necesita una legislación con normas claras, para no dejar a los medios a los avatares de las reglas del mercado. El resultado del proceso de centralización y concentración monopólica ha dejado reducidos a dos corporaciones como únicos propietarios de la mayoría de las empresas que operan en  los medios de comunicación masivos. La opinión pública, la vida democrática, depende de la mediación que realizan estas corporaciones en el procesamiento de la reproducción de la información y los valores culturales de la sociedad.

Hoy en día, los medios de comunicación constituyen una herramienta persuasiva que nos permiten mantenernos en continua comunicación con los distintos sucesos sociales, económicos y políticos tanto a escala nacional como internacional. Las sociedades modernas se encuentran permanentemente en comunicación; en ellas, los medios tienen el poder de conectar las partes dispersas en el todo, desempeñando un papel importante en la promoción cultural y la formación. Su acción aumenta en importancia por razón de los progresos técnicos, de la amplitud y la diversidad de las noticias transmitidas.

Un medio de comunicación es una institución que produce y reproduce una realidad pública, y plasman la realidad del contexto social-político. Pueden transformar cualquier hecho real en la materia prima de un mensaje-noticia, en un producto, que a su vez pasa a alimentar el circuito de la información.

La noticia tiene un sentido y una función que se ha hecho imprescindible como vínculo social e inter subjetivo que permita reunir la pluralidad cultural de los miembros de una comunidad, y generar una historia común, una identidad y un discurso propio en el que puedan reconocerse.

Los medios son un poderoso instrumento de socialización, a la par de la familia, la escuela y el trabajo, que modelan los sentimientos, las creencias, entrenan los sentidos, ayudan a formar la imaginación social; en síntesis, fomentan y facilitan ciertas construcciones mentales por donde transcurre luego el pensamiento de las personas de la sociedad.


•   A los estudiantes de Comunicación Social, ¿qué les diría?

A la nueva generación, a los nuevos colegas, “mucho ánimo, mucho entusiasmo, ustedes han elegido una de las mejores profesiones que existen en el país, por su desempeño en las diferentes áreas, como audiovisual,  radial o impresa, por cualquiera que sea su trabajo siempre llega a todos los estratos sociales de nuestra geografía venezolana.  “Nosotros, los periodistas, en muchos casos somos la voz de los que no pueden hablar”. Y finalizo con una reconocida frase del autor de “Cien años de soledad”, Gabriel García Márquez; no hay mejor profesión que el periodismo, y no precisamente porque sea bien o mal remunerada, sino por las satisfacciones profesionales y personales que nos deja.

Anuncios