CNP ANTE LA VIOLACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

20140323_104042

Con estupefacción, la Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas denuncia la abierta violación a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que se está sucediendo al lanzar la por la borda el artículo 44 que dice: La libertad personal es inviolable, en consecuencia:

«Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida in fraganti. En este caso será llevada ante una autoridad judicial en un tiempo no mayor de cuarenta y ocho horas a partir del momento de la detención. Será juzgada en libertad, excepto por las razones determinadas por la ley y apreciadas por el juez o jueza en cada caso».

Así como también el artículo 47 que dice: «El hogar doméstico y todo recinto privado de persona son inviolables. No podrán ser allanados, sino mediante orden judicial, para impedir la perpetración de un delito o para cumplir de acuerdo con la ley, las decisiones que dicten los tribunales, respetando siempre la dignidad del ser humano».

Esto lo decimos en virtud de los sucesos del día de ayer en la noche, cuando la Guardia Nacional Bolivariana, sin orden de allanamiento, penetró en el edificio For You en Altamira, destrozó el apartamento de la colega Mildred Manrique, la apresó y la llevó a una instalación militar, aunque después alegó que fue llevada en calidad de testigo. Según se pudo conocer, la GUARDIA NACIONAL se incautó de un equipo de protección que la colega recibió de la redacción de su periódico, el diario 2001, lo que sería considerado como prueba de terrorismo.

El CNP también denuncia la retención ilegal del colega Israel Ruiz Hurtado, retenido en Puerta Moracha en los Altos Mirandinos, del cual no se sabe de qué se le acusa.

Con estos dos casos, ya van más de 110 agresiones a los periodistas, a razón de prácticamente dos al día.

Exigimos del gobierno venezolano el cese de la represión y de la violación continuada y sistemática de la Constitución. Y lo emplazamos a que aclare por qué estamos viviendo una suspensión virtual de las garantías allí contempladas.

Exigimos también la protección de algunos colegas que han sido amenazados, mediante volantes, por parte de los llamados colectivos, como es el caso de un grupo de colegas zulianos, incluida nuestra vicepresidente, Nikary González, y el secretario general de Zulia, Leonardo Pérez.

Nosotros, como garantes de la libertad de expresión tal como lo dice nuestra ley, denunciamos otros hechos que atentan contra este derecho universal como las amenazas que han recibido algunos profesores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador en el Estado Lara por los contenidos dictados en sus clases, lo que viola la libertad de cátedra, y el derecho que tienen alumnos y profesores de establecer en el salón el libre debate de las ideas.

Caracas, 23 de marzo de 2014

Anuncios