La poesía de Hesnor Rivera resonó en su Maracaibo

“La mirada mágica” de la Silvia de Hesnor Rivera “abrillantaba” la arena de toda Maracaibo en el ocaso del miércoles 31 de julio, cuando ese, su poema más reconocido, fue ofrendado desde las manos de varios poetas de la ciudad, a las manos de los luciteños y todos los que transitaron por las adyacencias la plazoleta del Museo de la Zulianidad, en Santa Lucía.

hesnor_riveraAllí en la caída de la tarde y de las flores de los árboles se congregaron poetas, docentes y amantes de las letras para honrar, con lectura de sus poemas, a Hesnor Rivera, convocados por la Secretaría de Cultura del Zulia, para conmemorar los 85 años de nacimiento de quien fue literato y subdirector de PANORAMA. 

“Reconocer la trascendencia de Hesnor es uno de nuestros grandes retos. Recuperar del ostracismo a una de las figuras más deslumbrantes de Maracaibo, ciudad de libó, que bebió, que amó y odió. Su apertura de la poética regional hacia las nuevas formas de creación trató temas como la muerte, la mujer, al hombre y su soledad con una maestría de marca mayor”, argumentó el también poeta Alexis Fernández, director del Museo Rafael Urdaneta, que participó en la organización del acto junto con la Fundación para la Academia de la Gaita Ricardo Aguirre.

El periodista y locutor León Magno Montiel, moderó el actividad y destacó que Rivera es considerado el poeta más importante en la historia del Zulia.
“La poesía de Hesnor no pierde vigencia —determinó María Alejandra Ocando, asesora literaria de Secretaría de Cultura—. Los nuevos poetas debemos revisar y aprender de su obra”.

Carlo Maglione, el rostro del Emporio del Libro y escritores como Cósimo Mandrillo, José Franciso Ortiz, Berta Vega, José Gregorio Vílchez, Alicia Montero, Fernando Araujo, José Javier León, Artemio Cepeda, Sasha lópez y Adelfa Giovanni, entre otros, leyeron con admiración sus versos de Hesnor Rivera y contaron anécdotas de su vida como poeta, periodista y profesor de Literatura Española de la Escuela de Letras de La Universidad del Zulia, por cuyo pasillo caminaba, siempre vestido de traje y meditabundo, sin presunciones de su pluma iluminada.

Fuente: Yesenia Rincón Castellano. Diario Panorama

Prensa CNP Zulia. Licda. Daniela Oberto. CNP 19.409

Anuncios