Leonardo Pérez: La elección que no ganó.

Hoy, cinco de marzo de dos mil trece, los venezolanos y extranjeros hemos sido auditorio de la triste noticia de la muerte del Presidente Constitucional de Venezuela.

leo directivaSin duda alguna la noticia es dolorosa, mucho más allá de compartir o no las ideas y acciones del Presidente, su condición humana es digna de respetar, así como respetar el dolor de su familia, familiares y seguidores.

La institución Presidencial venezolana queda vacía, confío en el sano juicio de todos los habitantes de esta noble tierra, oficialistas y opositores, que ninguno pretenda aprovecharse por mero apetito de poder, de la estela que deja Hugo Chávez.

El VicePresidente Maduro pidió en varias oportunidades respeto y paz por el momento que se está atravesando en el país, lo acompaño en sus palabras, sin embargo y sin el ánimo de ahogarme en reproches, creo que si es menester recordarle a todos los seguidores del Chavismo que no fue precisamente el respeto la bandera que más arriba enarboló Chávez, así como tampoco la paz, pero como seres humanos nobles, como históricamente hemos sido los venezolanos, debemos exigir respeto de todas las personas y para todas las personas, sin nombrarlas aquí, pero a la vez refiriéndome a todas ellas.

Hoy la página histórica del país cambia de numeración, y debemos escribirla con letras de paz, de unidad, de alegría; sin repetir los errores ni las acciones u omisiones que tanto le criticamos, todo ello, sin dejar de exigir ese respeto y cumplimiento del orden jurídico nacional, demostremos la calidad humana.

Que nadie festeje o se alegre de lo sucedido y señalemos de inhumanos e indignos a aquellos que pretendan aprovecharse de este luctuoso momento.

Que solo Dios sea su Juez, de la misma manera que será el nuestro cuando él nos llame, una cosa es ser ADVERSARIO y otra ser ENEMIGOS…los venezolanos no somos enemigos.

Descanse en paz señor Presidente…Trabajemos con fuerza señores venezolanos todos, sin aspirar ni esperar caudillos. La verdadera transformación, cambio y progreso nacional viene de la transformación, el cambio y el progreso individual.

Todos somos responsables. RESPETO, TRABAJO y PAZ.

Leonardo Pérez Álvarez
Secretario General del CNP Zulia

Anuncios