Ipys: Obstrucciones a la labor informativa persistieron durante presidenciales

IPYS

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys Venezuela) registró 19 alertas sobre incidentes que afectaron la libertad de prensa en Venezuela, durante el proceso de las elecciones presidenciales que se realizaron el 7 de octubre de 2012. Los hechos fueron recurrentes desde una semana previa hasta días posteriores a los resultados electorales.

Globovision

Este panorama corrobora el sostenido escenario de violencia durante el proceso electoral, según lo había identificado Ipys Venezuela, días previos a la jornada electoral.

Esta organización contabilizó 132 alertas (casos reportados), que sumaron un total de 173 violaciones contra la libertad de prensa en el país, entre enero y septiembre de 2012. La cifra superó el total de casos reportados durante el año 2011, cuando se emitieron 94 alertas.

Estas cifras, además, demostraron un incremento de 99% del riesgo en el que los periodistas, trabajadores de medios, activistas de derechos humanos, y los ciudadanos en general ejercen su derecho a la libre expresión en contextos electorales, al comprarse con los 68 casos contabilizados en 2006, año en el que se celebró la anterior elección presidencial en el país.

Las violaciones que se presentaron durante las elecciones estuvieron relacionadas con limitaciones de acceso a la cobertura de prensa, debido al manejo irregular de las medidas de ingreso de los equipos reporteriles a los centros de votación, por parte de los representantes del Consejo Nacional Electoral y el Plan República, unidad militar encarga de la custodia durante el proceso.

También, se observó un uso abusivo del poder estatal, se registraron agresiones físicas contra equipos reporteriles, ataques contra medios, ataques informáticos, persecuciones, intimidaciones, amenazas y ataques a los equipos de trabajo. A continuación, presentamos una compilación de los casos registrados.

Agresiones físicas

Durante el proceso electoral, Ipys Venezuela recibió alertas de agresiones físicas contra dos reporteros gráficos de medios privados. Luego del anuncio de los resultados del proceso electoral, el lugar donde funcionaba la Sala de Prensa del Consejo Nacional Electoral fue alcanzada por disparos, de procedencia desconocida, que pusieron en riesgo a los equipos periodísticos que se encontraban en el lugar.

Intimidación contra medios y periodistas, que daban cobertura al proceso electoral

También, se registraron casos de intimidación contra periodistas y medios de comunicación durante los días previos al proceso electoral, cuando se realizó el proceso de consignación del material electoral e instalación de las meses, en los centro de votación; y durante la propia jornada electoral. En uno de los casos el agresor mostró a las víctimas un arma de fuego para intimidarlas.

El 04 de octubre de 2012, un grupo de unos 100 hombres a bordo de motocicletas y vestidos de rojo, con afiches alusivos al Presidente Hugo Chávez y al oficial Partido Socialista Unidos de Venezuela, se apostaron frente a la sede de Globovisión, medio que mantiene una línea crítica a la actual gestión gubernamental y detonaron artefactos pirotécnicos http://www.ipys.org.ve/alerta?id=3052&y=2012&m=10.

El 5 de octubre de 2012, la corresponsal del diario de circulación nacional Últimas Noticias, Maurin Hernández, fue intimidada por un funcionario del Plan República (unidad militar a cargo de la seguridad de los centros de votación), quien intentó impedirle tomar fotos de la fachada del centro de votación y la grabó con su teléfono celular, mientras le decía que a él no le constaba que yo ella fuese periodista, a pesar de que estaba identificada con la credencial de su medio de comunicación. El hecho ocurrió cuando la periodista cubría la instalación de las mesas electorales, en Charallave, estado Miranda, en las adyacencias de Caracas.

La periodista, no contaba con la credencial especial para la cobertura del proceso, que otorga el Consejo Nacional Electoral, debido a que el organismo tuvo retraso con la entrega de las mismas en el estado Miranda (http://www.ipys.org.ve/alerta?id=3033&y=2012&m=10).

Entretanto el 7 de octubre, la periodistas María Alejandra Monagas y el reportero gráfico Fernando Campos, del diario Últimas Noticias, la periodista Johana Marra, del diario El Propio, el reportero gráfico Antonio Rodríguez, del diario El Nacional, y el reportero Deivis Ramírez, del diario El Universal, fueron insultados y amenazados por una mujer y un hombre (que portaba una pistola), que se identificaron como “periodistas comunitarios”, cuando se encontraban en un centro electoral ubicado sector Kennedy, en Caracas.

Los trabajadores de la prensa recababan información sobre un homicidio de un ciudadano, que habría ocurrido horas antes, presuntamente, al recibir un disparo mientras se encontraba en el lugar esperando para ejercer su derecho al voto, durante las elecciones presidenciales que se realizaron en el país.

Deivis Ramírez, quien labora en El Universal, fue acusado por la mujer de pertenecer a Globovisión, televisora privada que mantiene una línea editorial crítica a la gestión del presidente Hugo Chávez. El hombre, también, siguió a la periodista Johana Marra, mientras realizaba su trabajo.

Antonio Rodríguez fue hostigado por el hombre quien lo acusó de haberle tomado una foto y le pidió que la borrara. Sin embargo, Rodríguez no le había hecho ningún registro fotográfico. Posteriormente el agresor abordó a Fernando Campos y lo obligó a borrar una foto del centro de votación, en la que se observaba a lo lejos su imagen.

Momentos después la agresora realizó una llamada a través de su teléfono móvil y dijo a su interlocutor que en el centro de votación se encontraban “los terroristas de Globovisión, tratando de desestabilizar” y le pidió que acudiera al lugar para sacar a los periodistas.

Cuando Mongas y Campos, del equipo reporteril de Últimas Noticias, salieron del centro electoral en el vehículo del diario, fueron seguidos por el agresor, quien iba junto a otro hombre a bordo de una motocicleta y subió la camiseta mostrándoles un arma de fuego que llevaba en la cintura http://www.ipys.org.ve/alerta?id=3046&y=2012&m=10).

Ese mismo día, otros 50 motorizados, también identificados con afiches y camisetas con mensajes alusivos al oficial Partido Socialista Unido de Venezuela y al Presidente Hugo Chávez, acudieron al canal televisivo Globovisión de manera intimidante, gritaron consignas a favor del mandatario y detonaron artefactos pirotécnicos, cerca de las 7:30 de la noche, cuando se esperaba el anuncio oficial de los resultados electorales (http://www.ipys.org.ve/alerta?id=3052&y=2012&m=10).

Restricciones a la prensa extranjera

En medio del proceso electoral, también hubo limitaciones que afectaron el trabajo de la prensa internacional. A la negativa de visa a un periodista de El Salvador, para cubrir el proceso electoral, le siguió la detención (en dos ocasiones), seguimiento, revisión y decomiso de cámaras, a un equipo periodístico de Argentina, por parte de un equipo de la policía de inteligencia venezolana. También se produjo una agresión física contra un corresponsal de una televisora norteamericana.

Restricciones para la cobertura informativa en centros de votación

Las limitaciones a la cobertura de prensa del proceso electoral fue una de los incidentes más recurrentes en varios estados del país. En el estado Bolívar, al oriente del país, hubo negativas arbitrarias por parte del Plan República. Oscar Murillo, jefe de redacción del Correo del Caroní, diario privado de circulación regional, informó a Ipys que hubo un tratamiento irregular a la prensa por parte de los funcionarios militares que se encontraban en los centros de votación en distintas jurisdicciones de la entidad. Durante los recorridos por las sedes electorales, el Correo del Caroní contabilizó que solo pudieron acceder a 2 de 10 centros de votación de la parroquia Unare.

Ataques informáticos

Durante el proceso de elección popular más importante del país, se registraron varios ataques a portales informativos e intervenciones de cuentas de Twitter de personalidades públicas.

Uno de los incidentes se registró el 06 de octubre de 2012, un día previo a las votaciones, cuando el portal informativo Lapatilla.com, con sede en Caracas, sufrió un ataque cibernético por un grupo de desconocidos, por lo que los administradores de la página están bloqueados y no pueden actualizar información. El portal que se ha caracterizado por tener una línea editorial frontal contra el oficialismo, recibió una sobrecarga en las visitas que colapsó los servidores que soportan a este medio, los cuales además están alojados en otros países. Esta situación implicó el acceso simulado de una cantidad indeterminada de usuarios a la web, lo colocó en riesgo su seguridad digital. Aunque se desconoce quién fue el responsable de este ataque, Alberto Federico Ravell, director del medio, señaló que el colectivo de hackers autodenominado Ntreintaytres se atribuyó esta ciberagresión, a través de su cuenta de Twitter.

Además, este grupo -señalado como autor de otras violaciones a la seguridad de digital de otros medios, periodistas y personalidades públicas- envío amenazas por la red social contra Alberto Federico Ravell y el periodista Nelson Bocaranda, director del portal Runrun.es y locutor del circuito radioeléctrico Unión Radio. (/alerta?id=3032&y=2012&m=10)

También, el 7 de octubre, fueron denunciados varios incidentes informáticos cerca de las 7:00 p.m., cuando se esperaba el anuncio oficial de los resultados por parte el CNE. Ipys Venezuela monitoreó la situación y constató que no se podía ingresar a los portales del canal televisivo Globovisión, 6to Poder, un semanario impreso, y el medio virtual Noticiero Digital. También, se reportaron fallas en el medio oficial Radio Nacional de Venezuela (RNV), y en LaiguanaTV, una web de análisis informativo pro oficialista.

Anuncios