Reporteros sin fronteras pide a la onu más protección para los periodistas exiliados

Reporteros sin Fronteras (RsF) ha pedido a Naciones Unidas que refuerce los mecanismos de protección para los periodistas que se ven obligados a huir de sus países.

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se celebra este miércoles, RsF ha dirigido una carta al Alto Comisionado para los Refugiados, António Gutérres, en la que denuncia “el especial desamparo de los periodistas exiliados, la permeabilidad de las fronteras y la pasividad de ciertos países occidentales sobre este asunto”.

En 2011, alrededor de 80 periodistas salieron de sus países para escapar del destino que les preparaban los gobiernos hostiles a la libertad de información. Según Reporteros, el éxodo continúa durante este año: decenas de periodistas sirios, iraníes, somalíes y eritreos han tenido que exiliarse en los últimos seis meses.

Ante la probabilidad de una inminente detención, de violencia física, acoso o incluso de asesinato, estos informadores tuvieron que abandonar a su familia, amigos y colegas en busca de mayor seguridad.

“Por falta de recursos económicos, o por lo apresurado de su huida, a menudo acaban en países vecinos que resultan igual de accesibles para los refugiados como para los agentes de los gobiernos de los que huyen. Su seguridad sigue comprometida en estos países en los que se refugian”, alerta la ONG en un comunicado.

Reporteros sin Fronteras previene en concreto a Naciones Unidas sobre la situación de los periodistas refugiados en países como Turquía, Uganda y Kenia.

“Hacemos un llamamiento a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para que establezca un mecanismo de alerta y un agente de referencia en todas y cada una de sus oficinas locales, con el objetivo de que los casos de periodistas refugiados y activistas de derechos humanos puedan ser identificados y tramitados con mayor rapidez, ya que están especialmente expuestos al peligro”, señala la misiva .

RsF también insta al Alto Comisionado para que garantice que los periodistas refugiados y activistas de derechos humanos tengan mejor acceso a la adecuada protección personal, así como a un proceso de reasentamiento de emergencia y evacuación temporal a terceros países considerados seguros por las Naciones Unidas.

Con información de eleconomista.es.

Anuncios