En Estados Unidos, investigación sobre filtración a la prensa plantea preocupaciones sobre “cacería de brujas” contra fuentes

Generando preocupaciones por una posible “cacería de brujas” contra las fuentes periodísticas, el fiscal general de los Estados Unidos, Eric H. Holder Jr., designó a dos fiscales federales para dirigir dosinvestigaciones por separado con el fin de encontrar al responsable de filtrar información de seguridad nacional al diario The New York Times, reportó el mismo diario el viernes 8 de junio. El gobierno de Obama ha sido acusado de filtrar información clasificada al The New York Times, el cual utilizó la información para publicar artículos sobre la guerra informática contra Irán, y sobre una “lista de la muerte” para terroristas.

El mismo viernes el Presidente Obama negó que su administración esté detrás de las filtraciones, y dijo que los responsables serían enjuiciados. “Desde que estoy en la oficina, mi actitud ha sido de cero tolerancia para este tipo de filtraciones y especulaciones”, dijo Obama, citado por The New York Times. Su “tolerancia cero” es evidente por el hecho de que seis informantes han sido acusados, en virtud de la Ley de Espionaje, por filtrar información clasificada desde que Obama asumió el cargo – un número mayor que combinando todas las administraciones anteriores-, dijo la cadena pública de radio estadounidense NPR, lo que hace cuestionarse el por qué la actual administración inicialmente guardó silencio sobre estas últimas filtraciones.

David Sanger, corresponsal jefe del New York Times en Washington, defendió su publicación sobre la guerra informática contra Irán y manifestó que no creía que las filtraciones tuvieran motivaciones políticas, como afirman los republicanos, según Los Angeles Times. Los republicanos han exigido que el Comité de Servicios Armados realice audiencias públicas sobre las filtraciones, de acuerdo con Político. Dean Baquet, Editor Ejecutivo del New York Times, dijo que es deber de un periodista informar sobre asuntos de seguridad nacional, reportó The Huffington Post.

Los ganador del premio Pulitzer de periodismo de investigación, Carl Bernstein y Bob Woodward, famosos por el escándalo del Watergate, expresaron su preocupación por la aparente cacería de brujas por parte del congreso contra las fuentes de los periodistas.

“Tienen que ser muy cuidadosos con la creación de una cacería de brujas contra las fuentes, y contra los periodistas, porque ahora más que nunca, necesitamos información real sobre esta presidencia, con respecto a la seguridad nacional, en todas estas áreas”, dijo Bernstein, de acuerdo con en la canal CBS News.

En un editorial Los Angeles Times pidió al Congreso “no criminalizar la publicación de informes que pueden estar en posesión de los medios debido a la indiscreción de un funcionario del gobierno”.

Con información de knightcenter.utexas.edu

Anuncios